Invertir en Valencia

Para cualquier inversor, invertir en Valencia debería ser una opción a tener en cuenta. Su mercado inmobiliario se encuentra en un momento excepcional para la inversión. Tras Madrid y Barcelona, Valencia es la tercera ciudad, junto con su área metropolitana más poblada de España. La población de 798.538 habitantes, INE 2018. Con su área metropolitana se cuentan 1.550.885 habitantes.

El clima es uno de los grandes atractivos de la provincia. Gracias a unas temperaturas suaves y sus 300 días de sol al año. Cuenta también con 19,5 km de playa y una amplia oferta cultural; todo ello hace de Valencia una ciudad ideal para la inversión.

Pero si necesitas números antes de tomar tu decisión, te contamos cómo se encuentra el mercado inmobiliario valenciano en los últimos meses.

El alza de los precios se consolida e incluso parece acelerarse. Según TINSA, durante el segundo trimestre el precio medio subió un 9,2% respecto al mismo trimestre del año anterior. Pero, quizás, lo más importante, es que el valor del metro cuadrado se ha incrementado en la mayoría de los barrios de la ciudad.

Según los datos de TINSA, en nueve de los distritos de Valencia los precios crecieron en el segundo trimestre a ritmo de dos dígitos. Esta evolución indica que el alza en los precios del alquiler ha comenzado a trasladarse al mercado de compra-venta. Siempre según TINSA, el precio medio del metro cuadrado se sitúa en 1.289 euros. En cualquier caso, sigue sin poderse hablar de burbuja. Los precios aún se encuentran un 46% por debajo del máximo logrado antes de la crisis del ladrillo.

El precio del alquiler también sube. En España, de media, el precio del alquiler creció un 4,2% en junio, respecto al mismo mes del año pasado, según Fotocasa. No obstante, Valencia supera ampliamente esta cifra con un alza del 10,3%.

Según Beatriz Toribio, Directora de Estudios de Fotocasa, los incrementos se han suavizado en Cataluña o Baleares, mientras que en Valencia o Madrid los precios del alquiler continúan subiendo con fuerza.

El momento para invertir en Valencia es excepcional.